sábado, 12 de julio de 2008

Bolivia

Bolivia

HOGUERAS

Blog de Miguel Wiñazqui

CLARÍN, de Buenos Aires

http://weblogs.clarin.com/apariencias/

*** Percepción aguda del drama que vivimos: "Bolivia es culturalmente mágica y que esa magia se enriquece con la integración y no con la fragmentación."

Estoy en Bolivia. Ayer en Santa Cruz de la Sierra hablé ante varios periodistas del lugar, junto a Damián Loretti, vicedecano de la de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. Nos invitó el Centro Carter y la Asociación Nacional de Prensa de Bolivia.

Un calor amazónico nos sorprendió al bajar del avión. Luego, durante el seminario, se desató un debate vibrante respecto de los medios y de la autonomía deseada por la mayoría en esa zona.

Se afirmó que había censura y hostilidad del gobierno central hacia Santa Cruz de la Sierra y hacia los medios de Santa Cruz de la Sierra. Sin embargo, admitieron los periodistas que "no hay recortes de la publicidad oficial hacia sus respectivos diarios".

Surgió el tema del presunto intento de magnicidio contra Evo Morales, el mismo que Chávez publicitó tanto. Nos llevaron al lugar desde donde los imputados habrían querido dispararle al presidente con un Mauser. Realmente, resultaba una hipótesis disparatada. Los acusados eran dos jóvenes que estaban a 1500 metros del sitio en el que Morales habría de estar ante su mira. Y desde allí, con ningún Mauser se podría apuntar a alguien. Los jóvenes a la vez almorzaban a kilómetros del sitio cuando los capturaron. No sabían de qué les hablaban. Habían ido a cazar y tuvieron la mala suerte de pasar a la misma hora, a distancia pero en la misma línea, que la comitiva presidencial. El aluvión propagandista en favor y en contra de Evo Morales es apabullante y todos parecen exaltados.

Viajamos desde allí hacia La Paz. Al descender nos impactó un frío seco además de la altura que, efectivamente, le quita el aire a cualquiera. Esta ciudad maravillosa es un extraordinario ejemplo de mestizaje hispano e indígena: España se ve en cada calle empedrada y balcón florido; Y América prehispánica en los bombines y los trenzas de miles de mujeres coloridas.

Visitamos el lago Titicaca junto con Alejandro Nató, del Centro Carter, y con Juan Javier Zeballos, de la Asociación Nacional de Prensa. Navegamos en una suerte de piraguas hechas de totora. Hay una atmósfera sagrada y antigua.

Hablamos en La Paz ante otros periodistas, alrededor de 40 de los medios mas diversos. La tensión también fue palpable.

¿Habrá secesión del llano respecto del altiplano? Después de transitar el país y de hablar con mucha gente, no podría responder a ese interrogante crucial. Pero pude corroborar que Bolivia es culturalmente mágica y que esa magia se enriquece con la integración y no con la fragmentación.