miércoles, 23 de septiembre de 2009

¡Qué coincidencia!

Uno busca lleno de esperanzas y, de pronto, se abre el ecran de los sueños y comienza un diálogo que nos gustaría escuchar todos los días:
-Oí, ¿vos cómo te llamás?
-¿A mí me estás diciendo? Crispín me llamo.
-Elay, qué coincidencia, yo me llamo Ñuflo.
-¿Vos de Santa Cruz siempre eres?
-Pué, del primer anillo.
-Pucha, qué coincidencia, yo de La Paz soy pues.
-¿Y vivís también en el primer anillo?
-No, en el tercer anillo. Tres veces ya me hey casado, pues.
-Elay que sos aguililla. ¿Y dónde estudiaste?
-En San Andrés. ¿Y vos?
-Oí, qué coincidencia, yo estudié en la René Moreno.
-Increíble, che. ¿Y ahorita, qué cosita te gustaría comer?
-Y, un cuñapé y una gelatina de patas.
-Wa, qué coincidencia, yo le cascaría una llaucha con api.
-Este collinga sí que es pícaro. ¿Y esta noche, qué te gustaría beber?
-Uh, dos tobos bien helados y un wislulu o un calentadito, yaaa.
-Elay, qué coincidencia, yo me antojé un culipi o un chapunato.
-¿Rico es el chapunato?
-Uhh, riquísimo.
-Uy cará, qué coincidencia, el wislulu es bien gualiqui, que.
-Oí, collinga, ¿y tu corteja cómo es?
-Tablapechito, motor bajo, medio chinita, así nomás es.
-Uta, qué coincidencia, mi pelada, vieras vos, es ojosa y lindota.
-Qué rico, che. ¿Yqué cosita no más le pones antes de tomar?
-Y, un pacumuto, un majadito, un locro de pato criollo...
-Fucha, che, qué coincidencia, yo le casco un thimpu, una jakonta, una sajtita...
-Elay que sos simpático vos. ¿Y tenés algún pahuichi dónde vivir?
-Claaaaro, pues, en Alto Chijini Bajo, calle innominada sin número, grada número 153.
-Mirá vó, qué coincidencia, yo vivo en la Cronembold número séi.
-Qué rico, che. ¿Y periódicos sabes leer?
-Claro pué, todas las mañanas leo El Deber, El Mundo, El Nuevo Día, La Estrella de Oriente... Todingos los periódicos.
-Uchi, cará, qué coincidencia, yo también El Alteño, Gente y el Extra siempre leo.
-¿Y tenés algún columnista favorito?
-Siempre pues, al Paulovich lo leo. Bien regio escribe.
-Elay, qué coincidencia. Yo lo leo a Pedrito Shimose, a Manfredo, a don Pedro Rivero, a Ronald Méndez...
-¿Tus amigos son?
-Pué. Con decirte que Pedrito me hizo un taquirari, y Manfredo me invita wiki en la Monseñor Rivero y el Gordo me regaló una suscripción.
-Yaaa, qué coincidencia, yo le casco mis wislulus con don Paulo en el Bar Chuma.
-Qué suertudo que sos, mirá que conocer a Pauloví. Pero, decime, ¿cuál es la pelada de tus sueños?
-Uhhh, una cholita de la ladera es. Petronila se llama. Bonito siempre se viste.
-Epa, qué coincidencia. Yo sueño con Carla Morón. Pero ¿cómo es la cholita de tus sueños?
-Recia es, che. Dos ojitos tiene, y dos trenzas. Zapatos usa. Lindos dientes tiene, yaaaa.
-Elay, qué coincidencia. ¡Carla es igualinga!
-Yaaaa.
-De veras.
-Increíble, oy. ¿Y vos, hincha de qué equipo eres?
-¿Yo? De Blooming, pué. Toda la vida.
-Ayayay, qué coincidencia, yo soy pues del poderoso Tigre.
-Mirá vó. Y decime, ¿vos sos boliviano?
-¡Toda la vida, pues!
-Elay, qué coincidencia, yo también soy boliviano.